MI ÚLTIMO ALIENTO PARA DIOS

resplandor-0.jpg
resplandor-0
resplandor-0

 3 María tomó entonces como medio litro de nardo puro, que era un perfume muy caro, y lo derramó sobre los pies de Jesús, secándoselos luego con sus cabellos. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume. Juan 12:3.

Cuando  estás  dispuesto amar a Dios con todo tu corazón, dando lo mejor de ti  sin importar que te quedes sin aliento y que te vayas desgastando al paso de los días solo para servirle y adorarle a Él, siempre te vas a encontrar con un comentario o una acción  que intentara robarte la paz y hacerte sentir mal.

En Juan 12:4

Judas Iscariote, que era uno de sus discípulos y que más tarde lo traicionaría, objetó:

—¿Por qué no se vendió este perfume, que vale muchísimo dinero, para dárselo a los pobres?

Ponte en el lugar de María que tomo ese perfume que valía mucho dinero,  para la vista de los ojos no espirituales era un despilfarro total, seguramente tu circulo de influencia más cercano que son amigos y familiares, ven que estás perdiendo tu tiempo al dedicarle tu vida a Dios…

—Déjala en paz —respondió Jesús—. Ella ha estado guardando este perfume para el día de mi sepultura. A los pobres siempre los tendrán con ustedes, pero a mí no siempre me tendrán. Juan 12:7-8

Cuando estas plenamente seguro (a) que  el espíritu de Dios esta guiando tu vida para hacer su voluntad y llega un comentario como el que hizo Judas, no porque le interesaban los pobres por cierto, si no el dinero que podría quedar en su poder para ese momento.

Se levanta el gigante con el plan y  propósito de tu vida y te dice:

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:9.

No dejes que nadie te robe la paz, que nadie te saque de tu propósito, asume tu identidad como hijo (a) de Dios  a esos que intentan aparte de lo mas hermoso que tienes en tu vida que es  Dios y su amor, diles.

15 Pero si a ustedes les parece mal servir al Señor, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir: a los dioses que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ustedes ahora habitan. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor. Josué 24:15Nueva Versión Internacional (NVI).

Con Dios siempre hay victoria. Alábalo que El vive por siempre.

Bendiciones…