EL AYUNO TU NUTRICION ESPIRITUAL

554683_509277885800975_334200138_n.jpg

"¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?" Isaías 58:6

El cuerpo humano depende de una nutrición diaria para poder tener un buen funcionamiento y aporte energético, ¿pero que sucede cuando una persona no se nutre  bien? Esta persona inconsciente o consiente comienza a sentir debilidad a perder reflejos, su habilidades y agilidad mental entre otras. Cuando es el caso contrario el funcionamiento de un cuerpo es optimo para rendir en las diferentes labores diarias, también repercute en tu imagen personal y en tu musculación.

De la misma forma es en nuestra nutrición  espiritual, tú necesitas tener una buena nutrición espiritual para poder defenderte de los dardos del enemigo, cuando tu nutrición espiritual es muy mala cualquier cosa te va afligir y te hará daño, te robara tu paz, pero cuando tienes una buena nutrición espiritual vas a poder por más tiempo mantener una fortaleza en tu vida de los ataques del enemigo, y quien es el enemigo? El enemigo es aquel que esta tentándonos diariamente para que dejemos nuestro nutrición y entrenamiento espiritual el se le conoce como satanás que viene de (satán) en su traducción original  es adversario, diablo es su forma original de traducción al castellano es  acusador o calumniador, también tiene otros identificativos como  Lucifer, el príncipe de las tinieblas, ángel caído en pocas palabra el enemigo es el representante del mal.

Toda disciplina al comienzo es fuerte, cuando haces una dieta para bajar de peso, subir o mantener los primeros días hay mucha ansiedad porque estas acostumbrando al cuerpo a un nuevo estilo alimenticio, luego que logras vencer esta primera de la tentación y acostumbras al cuerpo a esta nueva forma de nutrición te sientes tan saludable y tu imagen personal mejora, luego viene la segunda etapa que es mantenerte los más alejado posible de la comida chatarra, dulces, golosinas, helados, refrescos y todo lo que dañe tu estilo de nutrición.

Lo mismo es cuando comienzas a introducir  en tu vida la nutrición espiritual, recuerdo que la primera vez que ayune me costó tanto y andaba de mal humor, se me olvido que tenía que pasar tiempo con Dios, orando leyendo su palabra  y estaba más pendiente era de distraer la mente y viendo el reloj para que pasara el tiempo rápido creo que fueron las 6 horas más largas de mi vida. Luego seguí haciéndolo hasta que poco a poco se creó un hábito de nutrición espiritual como lo es el ayuno donde fui fortaleciendo mi musculo espiritual.

Ayuda el ayuno, es como una humillación voluntaria en el  Salmo 35:13 dice:“Pero yo, cuando ellos enfermaron, me vestí de cilicio; afligícon ayuno mi alma, y mi oración se volvía a mi seno”

Tambien a fortalecer tu vida espiritual, purificar tu templo que es tu cuerpo, logramos estar más sensibles a la dirección del Espíritu Santo y podemos discernir mejor la voluntad de Dios en nuestra vida o alguna situación que estemos viviendo, el ayuno trae avivamiento espiritual y fortaleza en nuestras oraciones ya que nos coloca en una posición de entender mejor la voluntad de Dios y oramos para que se cumpla su voluntad y no la nuestra es como sumergirse en las profundidades del corazón de Dios como un buzo, despojarse del cuerpo y vivir en el espíritu en ese momento.

En Lucas 4:14que Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.

No significa que vas a ser famoso por ayunar, pero si puedes ayudar a Jesús a seguir expandiendo su fama y ganar uno más para Cristo..

Punto de reflexión. ¿Que nutrición le estas dando a tu cuerpo? ¿Tu comida espiritual es más sabrosa que la chatarra espiritual?

Bendiciones.