EL EQUIPO DE BEISBOL

MVC-117S.jpg
MVC-117S
MVC-117S

Para poder jugar el juego de beisbol necesitas de equipo de trabajo dentro y fuera del terreno en lo que humanamente se refiere, cada jugador tiene ciertas aptitudes que le dan la capacidad de desarrollarse y jugar una posición de todas las que incluyen un partido de pelota.

Hay nueves posiciones oficiales en la liga nacional y 10 en la liga americana, pero cuando vez las funciones de cada jugador podemos decir que hay más de esa cantidad, los que están en el bullpen, los que están en la banca, los técnicos, los médicos y preparadores fisicos, los gerentes, la seguridad, el personal del club house entre otros, cada uno de ellos influye para poder ganar un partido de beisbol, un equipo es un equipo cuando todos juegan por un mismo sentir y un mismo propósito, el juego individual de cada jugador se da por el talento que Dios ha dado en cada uno de ellos, y cuando esos talento son usados de manera personal pero con un fin de aportar al equipo jugando para el equipo ese equipo es prácticamente invencible.

Lo mismo pasa en la Iglesia de nuestro Sr, en nuestras familias, grupos de amistades, lugares de trabajo etc. Tu talento va anclado al de cada persona que Dios puso a tu lado para constituir un equipo ganador, tu ambiente debe ser el de una familia ganadora, tus acciones deben mostrar el trabajo en equipo y tus palabras deben ser como lluvia que cae para la semilla crezca, quiero decirte si tienes metas, planes y lo emprendes tu solo sin ningún tipo de ayuda o consejos vas a fracasar, porque necesitas un equipo directico o indirecto para poder avanzar en la vida.

Uno de los ingredientes esenciales para que un equipo se convierta en una familia ganadora  es cuando cada jugador respeta cada talento y entiende que todos son importantes para poder ganar, cuando aprenden amarse de verdad.

El ego destruye tu talento y la humildad siendo el mejor o uno de los mejores o uno del equipo amando y respetando a cada compañero te dará  respeto y liderazgo. Se  el mejor sirviendo y ayudando a que todos los de tu equipo se convierta en una familia ganadora.

PERDIENDO O GANADO A DIOS SIEMPRE ALABANDO.